sábado 8/8/20

Levantan acta a más de una docena de locales de Calvià por incumplir la normativa de prevención

Estas acciones se han llevado a cabo de manera conjunta con Guardia Civil e inspectores del Govern balear, en el marco de una campaña de inspección realizada durante el fin de semana
Campaña de inspección en el municipio de Calvià
Campaña de inspección en el municipio de Calvià

Agentes de la Policía Local de Calvià han levantado acta a 13 locales del municipio de la isla de Mallorca por incumplimiento de la normativa referente al plan de medidas excepcionales para afrontar la pandemia de la COVID-19.

Según ha informado el Ajuntament de Calvià, estas acciones se han llevado a cabo de manera conjunta con Guardia Civil e inspectores del Govern balear, en el marco de una campaña de inspección realizada durante el fin de semana.

De esta forma, seis de los establecimientos que han incumplido la normativa se dedican al servicio de bar o restaurante de las zonas de Santa Ponça, Magaluf, El Toro, Portals Nous y Palmanova. Uno de los negocios está situado en la calle Punta Ballena y el martes permanecía abierto cuando en esta vía la actividad empresarial está prohibida.

El consistorio ha recordado que la Conselleria de Administraciones Públicas podría calificar este incumplimiento como "una infracción muy grave", que puede suponer sanciones que oscilan entre los 60.001 y 600.000 euros, además de la posibilidad del cierre del local.

Por otra parte, cuatro de los locales de comida a los que se les ha levantado acta ha sido por incumplir las medidas de prevención de la COVID-19, como son la falta de condiciones higiénicas, falta de información sobre el aforo máximo en los aseos o no contar con gel hidroalcohólico, entre otras.

Asimismo, se ha levantado acta a cinco establecimientos de ocio nocturno de Santa Ponça por permitir que haya clientes en la barra después de las 22:00 horas, no cumplir con las distancias de seguridad, que el personal no lleve la mascarilla correctamente o no exhibir el cartel de aforo en los aseos.

También en un local de Magaluf se incumplía con el horario de cierre dictado a las 2.00 horas. En esta misma zona, un negocio dedicado a los tatuajes será propuesto para sanción por no cumplir con las medidas de prevención de la COVID-19.

Además, se ha levantado otra acta, en este caso a un establecimiento de kebab, pero no por razones higiénicas, sino por no exhibir el título habilitante y el seguro de responsabilidad obligatorio.

Infracciones en las playas

Por otro lado, la Policía Local ha mantenido el operativo de playas para controlar que se cumple con la distancia necesaria entre personas según la normativa vigente y cada día de la semana pasada se ha limitado el acceso a alguna cala de la costa de Calvià de manera temporal.

Según ha indicado el consistorio, se han evitado aglomeraciones en las calas de Comtessa, Xinxell, Buganvíl·lea, Balneari d'Illetes, Oratori de Portals Nous, El Mago y Portals Vells.

Por este motivo, el consistorio ha sugerido a los bañistas que opten por acudir a los grandes arenales del municipio donde no hay aglomeraciones o que eviten acudir a las mencionadas calas durante las horas centrales del día.

Fomento de la convivencia

Los agentes policiales de Calvià también han llevado a cabo acciones para el fomento de la convivencia en Calvià y contra el turismo de excesos.

En total, se han levantado seis actas por la práctica de botellón en las playas de Magaluf y Es Carregador de Palmanova, y dos actas por peleas en la vía pública en Magaluf. En Portals Nous también se han levantado dos actas por comportamiento incívico.

Además, tres personas han sido detenidas en la última semana por presuntos delitos contra la salud pública y se ha levantado acta por molestias de una fiesta en Santa Ponça, por un caso de balconing y dos actas a mujeres de mediana edad por falta de respeto a la autoridad.

Otros incidentes

Asimismo, agentes policiales de Calvià han levantado 37 actas en la última semana por no llevar o no usar correctamente la mascarilla cuando es obligatorio.

Por otro lado, gracias a la alerta ciudadana, los agentes de policía pudieron detener un hombre de 31 años que la madrugada del sábado al domingo agredió a su pareja, la amenazó y huyó con el teléfono, llaves del apartamento y la documentación de la mujer. El caso ahora está en manos de la Guardia Civil que se hace cargo del caso.

Por último, la Policía Local ha colaborado con un establecimiento hotelero de Magaluf para expulsar a ocho clientes que provocaron destrozos y causaban molestias, han desmantelado un campamento de hamacas en el Caló des Monjo (Peguera) y han interpuesto 11 denuncias en controles de tráfico por superar el límite de velocidad.

Levantan acta a más de una docena de locales de Calvià por incumplir la normativa de...
Comentarios