martes 07.07.2020

La ley de protección del territorio deja un sabor agridulce entre los ayuntamientos

Mallorca Confidencial ha escuchado la valoración de los alcaldes para conocer de primera mano su punto de vista y qué afectación tiene la norma en sus municipios

El Govern ha aprobado este lunes, 25 de mayo, el decreto ley de medidas urgentes de protección del territorio. La normativa prohíbe, en Mallorca, la construcción de unifamiliares en suelo rústico en zonas de riesgo de erosión, inundación, incendio o desprendimiento. Asimismo, persigue hacer aflorar todo el suelo no transformado (ya sea urbano, apto para la urbanización o urbanizable) en los planteamientos municipales. 

Llucmajor: "Afecta al interés de muchos particulares"

El alcalde de Llucmajor, Eric Jareño, apunta que lleva mucho tiempo analizando con los técnicos jurídicos y técnicos del Ayuntamiento cómo afecta la normativa al municipio. Jareño, habla de cambios drásticos y asegura que "El consistorio tiene presente que esta legislación afecta directamente a los intereses de muchísimos particulares". 

El Ajuntament de Llucmajor está ahora mismo revisando con los técnicos municipales caso por caso la afectación de las licencias urbanísticas que están en trámite para ver de qué manera proceder en cada caso. 

Ses Salines: “Supone un retroceso económico para el municipio”

El alcalde de Ses Salines, Juan Rodríguez, lamenta que la localidad tiene en estos momentos varias actuaciones pendientes relativas a posibles construcciones, que estaban ahora mismo en trámite. Los técnicos del Ajuntament de Ses Salines están mirando ahora mismo cuáles de estas quedarán afectadas por la aprobación de la ley. El alcalde está preocupado por el hecho que esta paralización afecte negativamente a la economía del municipio “ Será traumático y más ahora en la situación de crisis que nos encontramos”. 

Asimismo, el alcalde de Ses Salines le recrimina al Govern que la ley no se ha consensuado con los municipios, “Nuestro ayuntamiento siempre ha defendido que la construcción podía ser una alternativa al turismo para mejorar la actividad económica de nuestros empresarios”. “Sentimos que se han usurpado competencias municipales por parte del Govern”, concluye Rodríguez. 

"Si lo que queremos es un turismo de calidad esto pasa por incentivar las energías renovables pero no debería pasar por el hecho de si la casa que se construye es más grande o más pequeña. Mi sentir es claro, si limitamos la construcción estamos reduciendo la capacidad económica del municipio”. 

En este sentido, Juan Rodríguez pide al ejecutivo más facilidad de tramitación en temas de obras y sobretodo una apuesta clara para las obras públicas, “No hablamos de consumir más territorio, hablamos de mejorar las infraestructuras que han quedado obsoletas”. 

Santa Eugènia: “Una apuesta por el campo mallorquín”

El alcalde de Santa Eugènia, Lluis Urraca, se muestra satisfecho con esta aprobación y explica que la norma en el caso de su localidad no afecta en prácticamente nada, “Nosotros no tenemos ahora mismo ninguna tramitación en marcha relacionada con suelo rústico o con falsos urbanos”. 

Defiende el alcalde que “Se trata de una protección necesaria. Valoramos muy positivamente que no se pueda construir cerca de torrentes para evitar tragedias como la de Sant Llorenç”.

El equipo de gobierno municipal de Santa Eugènia mantiene que la actual legislación supone “Una apuesta por el campo mallorquín. El suelo rústico debe destinarse a ser eso, campo”, concluye Urraca. 

Calvià: “Somos de los pocos municipios adaptados al Plan Territorial Insular”

El teniente de alcalde d’Urbanisme, Comerç i Activitat de Calvià, Marc López, destaca como positivo que su municipio está plenamente adaptado ya al Plan Territorial de Mallorca. Respecto a la afectación de las licencias de obra en suelo rústico explica que en caso de darse algún tipo de afectación esta será mínima, “En relación a la tramitación de futuras licencias debo decir que somos muy estrictos con la aplicación del Plan General de Ordenación Urbana de Calvià”. 

Marc López, destaca que “En general esta ley supone una clara protección del territorio y una reactivación de la economía y de la construcción en el suelo urbano consolidado”. El teniente de alcalde recuerda que, “ No se vale todo. No debemos cargarnos el territorio” y en esta línea manifiesta que se trata de “Una apuesta decidida por parte del Govern”.  

 

La ley de protección del territorio deja un sabor agridulce entre los ayuntamientos
Comentarios