jueves. 07.07.2022

Llucmajor considera “muy positiva” la campaña antiprocesionaria

Este año se ha realizado un tratamiento especial en escuelas y parques, y se han efectuado 3.740 disparos
Una oruga procesionaria.
Una oruga procesionaria.

El Ayuntamiento de Llucmajor, es uno del más afectados de Baleares cada año por la plaga de la procesionaria. Una circunstancia que se debe a ser el municipio con más superficie de las Islas. Por este motivo, en 2022 el consistorio ha optado para desarrollar un plan integral de eliminación.

Gracias a la colaboración con una empresa externa, se ha actuado de una manera general en los pinos de las zonas escolares y parques de los diferentes enclaves, según ha informado el propio Ayuntamiento.

El regidor de Medio Ambiente, Guillem Roig, ha explicado que “se ha procedido a inyectar un producto a los pinos que actúa dirèctament sobre el gusano de la procesionaria, pero no echa a perder ni afecta a la fauna ni flora que convive a los árboles ni en los alrededores, evitando así pegar rasgos en zonas delicadas”, añade.

Por otro lado, “en el resto de zonas, se ha actuado también con el personal calificado de la brigada y agentes de medio ambiente, debidamente autorizados por la Guardia Civil para hacer uso de armas de fuego, que disparaban directamente a las bolsas” que forma la oruga en los pinos.

La campaña contra la procesionaria empezó el pasado 25 de enero y se ha desarrollado durante un mes hasta el 28 de febrero. “Se ha priorizado en las zonas verdes del término, donde se ha intervenido hasta en 49 zonas, efectuando un total de 2.500 disparos”, ha apuntado Roig.

Este año también se ha prestado servicio a particulares, de los cuales dieciocho se encuentran en urbanizaciones, con un total de 338 dispares, así como a polígonos (fuera villa) se ha intervenido a 23 zonas con 895 dispares.

Actuación en las zonas más sensibles

La campaña ha cuantificado un total de 3.741 disparos, que junto con la contratación de la empresa externa que ha hecho el tratamiento de inyecciones a los pinos en las zonas más sensibles, como zonas verdes y alrededores de los centros escolares, "permite obtener un resultado muy positivo y satisfactorio”, ha anunciado el regidor.

“No tenemos que olvidar que Llucmajor es un municipio muy grande. Es lelmás grande en cuando extensión de nuestras Islas y hay una gran cantidad de zonas rústicas y verdes ”, ha dicho Guillem Roig. Por este motivo “tenemos que tener en cuenta que es imposible llegar a todo el municipio, aunque consideramos que hemos actuado en las zonas más sensibles y necesarias”.

Llucmajor considera “muy positiva” la campaña antiprocesionaria
Comentarios