lunes 17/5/21

Llucmajor dotará de más plazas de aparcamiento a la Ronda de Migjorn

El Ayuntamiento aprueba la remodelación de la vía por casi 170.000 euros, los trabajos durarán 12 semanas
undefined
El alcalde de Llucmajor, Eric Jareño, junto al teniente alcalde de Urbanismo, Guillem Roig.

El Ayuntamiento de Llucmajor ha decidido poner solución a los continuos problemas de falta de aparcamiento que se dan en la Ronda de Migjorn, para ello, ha aprobado un proyecto que permitirá incrementar el número de plazas de estacionamiento en ese vía, costará algo más de 168.000 euros y se ejecutará en tres meses.

La situación de carencia de aparcamientos que se viene dando, bien conocida en el municipio, afecta a un tramo de 10 manzanas, en las que no existe la posibilidad de estacionar en la calzada, por lo cual, los vehículos se ubicán sobre la acera, entorpeciendo el paso de peatones y dificultando la accesibilidad.

A fin de poner problema a esa problemática que pone en riesgo a los viandantes, "está prevista una actuación integral para reformar este tramo de la vía con la que se ganará una superficie aproximada de 1.150 metros cuadrados destinados al estacionamiento de coches", ha explicado el alcalde, Eric Jareño.

Cabe precisar que la inversión prevista para remodelar 1.200 metros de la Ronda de Migjorn será aportada por una subvención del Consell de Mallorca destinada a llevar a cabo obras de inversión de competencia municipal, la adquisición de vehículos y de inmuebles para la prestación de servicios.

Concretamente, se pretende demoler parcialmente y reconstruir la acera, obteniendo plazas de aparcamiento fuera de la acera, a la altura de la calzada. Así, se permitirá tener unas aceras accesibles, aptas para peatones, evitando su mal uso actual y conectándolas entre sí mediante pasos peatonales accesibles.

Aprovechar zonas en buen estado

Siempre que sea posible, se mantendrán los tramos de acera que se encuentren en buen estado y que cumplan con la normativa, y se actuará sobre las zonas a recortar, las zonas a rebajar para rampas accesibles, los bordillos, las zonas con pavimento en mal estado o las zonas con ausencia de embaldosado.

Además, las tapas o rejas de los diferentes servicios que no queden a nivel con la superficie del nuevo pavimento, se nivelarán y enrasarán con éste. El alcantarillado existente se podrá mantener o resituar, según indicaciones de la Dirección Técnica. Las rejillas que coincidan con vados peatonales tendrán que cumplir la normativa de accesibilidad.

Llucmajor dotará de más plazas de aparcamiento a la Ronda de Migjorn
Comentarios