miércoles. 19.06.2024
La Junta de Seguridad de Llucmajor se ha reunido por videoconferencia.
La Junta de Seguridad de Llucmajor se ha reunido por videoconferencia.

El Ayuntamiento de Llucmajor ha reclamado refuerzos de la Guardia Civil, inspectores de la Conselleria de Turismo y colaboración entre las distintas instituciones públicas para evitar que la campaña de viajes de estudios que, como cada año se espera para junio, acabe en desastre como sucedió en 2021.

Según se ha puesto de manifiesto en la Junta de Seguridad local de este lunes -que se ha celebrado online-, el Consistorio viene dando pasos para mejorar la situación desde el pasado mes de enero, cuando a finales de mes se produjo una reunión con vecinos de la zona de s'Arenal, afectada por la problemática que genera ese turismo.

Y, por otra parte, el propio alcalde de Llucmajor, Éric Jareño, remitió un escrito al Govern informando de la situación poco después, el 7 de febrero. A aquel documento se le agregó otro del propio jefe de la Policía Local, Sergi Torrandell, quien insiste en lograr la coordinación de distintas autoridades en la campaña de 2022.

Según ha manifestado tras la Junta de Seguridad, en la misma "hemos expresado nuestra preocupación y hemos pedido ayuda y que se destinen más recursos a la problemática de estudiantes que tenemos, ya que únicamente en nuestro municipio existen estas tres semanas de excesos turísticos", ha recordado.

Meses preparando la campaña

"La verdad es que ya llevamos meses trabajando y coordinándonos con nuestra policía local, intentando coordinarlo también con Guardia Civil, y así lo hemos expresado hoy, tanto a Delegación de Gobierno como a la Comandancia", institución que se ha comprometido a incrementar sus servicios en s'Arenal en ese periodo.

Además, "hemos acordado que, por parte del Govern también se pedirá a la Dirección General de Turismo que se hagan esfuerzos, que se destinen también inspectores durante esta campaña de turismo de estudiantes" a la zona afectada, a fin de que contribuyan a que se desarrolle con normalidad.

Por tanto, "parecen buenas noticias", ha precisado Torrandell, y ha afirmado que "creemos que la única manera de coordinar esta problemática es de manera conjunta y coordinada. Y aunque parece que va a ser más normal que el año anterior, no vamos a acabar con este problema", ha lamentado.

Año tras año, desde la policia local "vamos incrementando los recursos y la vigilancia, pero no podemos hacerlo solos y por eso pedimos esta ayuda" a todas las instituciones implicadas. La garantía de la convivencia y conjugar el derecho al descanso de los vecinos con el de disfrutar del ocio de los turistas está en juego.

Llucmajor pide refuerzos para la campaña de viajes de estudios