lunes 17/5/21

Pere de Son Gall, el precursor del helicóptero era de Llucmajor

El Claustre de Sant Bonaventura alberga una exposición sobre su trabajo y la historia de la aeronáutica de Mallorca
undefined
Prototipo del 'cometagiroavión' que diseñó Pere Sastre, expuesto en Sant Bonaventura.

En la segunda década del siglo XX ya existía la aviación y el avión era un hecho, incluso se empezaba a emplear en aerolíneas sustituyendo gradualmente al zeppelin. Lo que aún no existía era un aparato que pudiese mantener un vuelo estacionario -quedar suspendido en el aire- y despegar y aterrizar verticalmente.

A ese tipo de máquinas les llamamos hoy en día helicópteros y, aunque su aparición en escena se atribuye generlamente a Juan de la Cierva y su 'autogiro', presentado en 1920, en Llucmajor tienen muy claro que fue un vecino de la localidad el verdadero precursor: Pere Sastre Obrador, más conocido como Pere de Son Gall.

En 2021 se cumple el centenario de la carta que este inventor mallorquín envió al Gobierno central, reclamando financiación para materializar su sueño del vuelo vertical. Petición que fue desestimada, y por lo tanto su idea no pudo ir más allá, aunque se conserva documentación y un prototipo de la máquina.

Pere de Son Gall, de formación autodidacta pero con amplios conocimientos de matemáticas, física y dibujo técnico, envió su célebre misiva con el diseño de su aparato el 10 de mayo de 1921 al capitán general del Ejército, el mallorquín Valerià Weyler, quien no vio interés en el proyecto.

Para dar testimonio de todo aquello y para que un siglo después los jóvenes y no tan jovenes conozcan este importante aspecto de la historia local y mallorquina, el Ayuntamiento ha abierto una exposición en el Claustre de Sant Bonaventura que recoge mucho más que el 'cometagiroavió' de Pere de Son Gall.

“Nuestro objetivo es doble, por un lado hacer difusión de la vida y obra de Pere de Son Gall, y por otro sacar pecho como pueblo ante una figura como esta”, explicó recientemente la regidora de Cultura, Xisca Lascolas, en relación a esta muestra, que además explica el desarrollo de la aviación en Mallorca.

Sobrevolando Mallorca

La exposición sobre Pere de Son Gall y la historia de la aviación mallorquina ha sido organizada por la asociación del Museo Aeronáutico de las Baleares, que ha reunido en Sant Bonaventura numerosos documentos y elementos que recuerdan la evolución de la aviación en la isla.

Desde manuales técnicos a uniformes, aparatos y utensilios habituales en los vuelos de las aerolíneas, en particular desde los años 50 a los 90, así como una buena selección de maquetas de modelos de aviones que aterrizaron y despegaron de Mallorca en décadas pasadas.

En la mayoría de casos, los objetos expuestos corresponden a compañías aéreas que ya no existen, que dieron trabajo a toda una generación de mallorquines que vivieron como una familia el crecimiento de Son Sant Joan, una época cercana en el tiempo pero que aparenta ser muy lejana.

Y del recuerdo de todo ello se alimenta la memoria, que a partir de hoy al paso del 'Cuco' de la Guardia Civil o de un helicóptero del S.A.R. o de extinción de incendios, caerá en la cuenta de que un mallorquín tuvo su papel en la creación de esas máquinas hoy tan necesarias.

Pere de Son Gall, el precursor del helicóptero era de Llucmajor
Comentarios