domingo. 25.09.2022

Ses Salines, Campos y Santanyí reclaman a Armengol que dote a la comarca de una planta desaladora portátil

Los alcaldes instan al Gobierno el hecho de que financie la infraestructura, que podría moverse y utilizarse en otras zonas de la Isla cuando las circunstancias lo requieran, con fondos de la ecotasa.
PROPOSTA DESSALADORA CAMPOS SANTANYÍ SES SALINES_02
PROPOSTA DESSALADORA CAMPOS SANTANYÍ SES SALINES_02

19 de septiembre de 2022. Los ayuntamientos de Ses Salines, Campos y Santanyí solicitan en el Gobierno de Francina Armengol que dote a la comarca de una desaladora portátil, con el objetivo de combatir los efectos de las cada vez más frecuentes sequías en la zona, así como para paliar las perniciosas consecuencias sanitarias de la pésima calidad del agua suministrada para el consumo humano en estos municipios. 

Los alcaldes Juan Rodríguez, Francisca Porquer y Maria Pons han hecho frente común para instar a la presidenta Armengol que financie la infraestructura con fondo de la ecotasa, la inversión de la cual calculan en unos 14 millones de euros. Una infraestructura que, gracias a su portabilidad, podría moverse y utilizarse en otras zonas de la Isla cuando las circunstancias lo requieran. 

Según los alcaldes de Ses Salines, Campos y Santanyí, con el concurso de esta nueva infraestructura se garantiza el suministro de agua apta para el consumo humano, se abaratan costes y, por lo tanto, el precio final del agua para el consumidor, y con ella se avanza en la transición energética, puesto que funciona con energía solar.

Hay que recordar que el sur de Mallorca es una de las zonas con menos precipitaciones de Baleares. En los últimos años se ha detectado una problemática en relación con las aguas suministradas para el consumo humano. Actualmente la masa de agua de Santanyí está muy salinizada y la que suministra a Campos y Ses Salines presenta, además de salinización, un elevado nivel de nitratos

Los datos de la revisión del Plan Hidrológico de las Islas Baleares PHIB (2021-2027) presentan valores de índice de sobreexplotación del 116% en Santanyí, del 121% en el Plan de Campos o del 120% en Cala D'Or. Al no disponer de más recursos subterráneos en la zona ni la posibilidad de conseguir pozos en la zona que aportan caudal en cantidad y calidad suficiente, ni tener una perspectiva a corto plazo de la llegada de la red troncal en alta de agua potable suministrada por el Gobierno, a través de Abaqua, estos municipios requieren buscar nuevas soluciones en el suministro de agua potable con el objetivo de contribuir a la mejora de la calidad del agua para consumo humano y garantizar su suministro.

El proyecto cumple con la Estrategia de Inversiones Islas Baleares 2030, puesto que se mejorará la calidad de los acuíferos al eliminar las extracciones y se consigue una mejor eficiencia del sistema de abastecimiento, consiguiendo el agua suministrada los parámetros habituales para consumo. 

Por otro lado, el consumo energético de la desaladora se resuelve con placas fotovoltaicas con una potencia de 300 kwp que producen la energía necesaria del sistema, siendo, por lo tanto, una planta sostenible

En el proyecto se contemplan las conducciones de presa de agua del mar y del vertido de la salmuera así como depósitos necesarios del sistema, previo a ser enviada mediante nuevas canalizaciones hasta los depósitos de cabecera del suministro municipal. La inversión prevista será de 14 millones de euros.

“El proyecto tendrá una gran repercusión social con la mejora de la calidad del agua de grifo y ahorro familiar en poder evitar el elevado coste de comprar agua embotellada para la mesa y cocinar”, concluyen los alcaldes de Ses Salines, Campos y Santanyí.

Ses Salines, Campos y Santanyí reclaman a Armengol que dote a la comarca de una planta...
Comentarios