lunes 18/10/21

Malestar en los municipios de la Tramuntana porque no serán zona catastrófica

Seis meses después del 'cap de fibló que arrasó más de 730 hectáreas el Gobierno aún no ha respondido

batles Banyalbufar, Esporles i Valldemossa
Los alcaldes de Banyalbufar, Esporles y Valldemossa.

Los alcaldes de Banyalbufar, Esporles y Valldemossa han manifiestado su "profundo malestar" porque después de casi seis meses del 'cap de fibló' que destruyó el paraje natural y patrimonio de la Sierra de Tramuntana, al parecer el Gobierno no otorgará la declaración de zona catastrófica que se solicitó.

Cabe recordar que el Consell de Govern aprobó, el 7 de septiembre de 2020, el acuerdo por el cual se solicitó al Estado la declaración de zona gravemente afectada por la tormenta del 29 de agosto.

A este respecto, la alcaldesa de Esporles, Maria Ramon, reclama al Estado claridad, “puesto que el impacto fue enorme y no entendemos la tardanza en dar una respuesta” a la solicitud de ayudas gubernamentales.

Por otro lado, el alcalde de Valldemossa, Nadal Torres, agradece las actuaciones de la Consellería de Medio Ambiente, y también pide celeridad y apoyo al Estado. La negativa en declarar la zona como gravemente afectada frustra las expectativas de los tres municipios y de muchos de sus vecinos afectados.

Más de 700 hectáreas afectadas

Ni unos ni otros saben si se podrán resolver las ayudas solicitadas para restaurar la zona y reparar los daños que sufrieron a causa de una tormenta sin precedentes, que afectó a 736 hectáreas de estos tres municipios, según las estimaciones.

De la cantidad anterior, casi 683 hectáreas corresponden a superficie forestal del Paraje Natural de la Sierra de Tramuntana. Por eso, el alcalde de Banyalbufar, Mateu Ferrà, se pregunta: “si esto no es zona gravemente afectada, ¿qué lo es?”.

Malestar en los municipios de la Tramuntana porque no serán zona catastrófica
Comentarios