jueves 16.07.2020

Un año de la torrentada en el Llevant: La pesadilla que nunca imaginamos

Trece personas perdieron sus vidas el 9 de octubre de 2018 en el Llevant
Trece personas perdieron sus vidas el 9 de octubre de 2018 en el Llevant

El 9 de octubre de 2018 es una fecha que quedará para siempre grabada en la memoria colectiva de los ciudadanos y las ciudadanas de Mallorca. Aquel día, el Llevant de la Isla sufrió unas graves inundaciones que acabaron en tragedia. Un total de 13 personas perdieron sus vidas. Además, la 'torrentada' dejó su huella provocando importantes daños materiales cifrados en millones de euros.

Trece personas perdieron sus vidas el 9 de octubre de 2018 en el Llevant Trece personas perdieron sus vidas el 9 de octubre de 2018 en el Llevant

Las inundaciones fueron causadas por una tormenta con intensas lluvias. Este fenómeno abarcó unos 232 km2 de los municipios mallorquines de Sant Llorenç, Artà, Son Servera, Manacor y Capdepera, con una población afectada de unas 35.000 personas.

Sant Llorenç, el municipio peor parado

Los vecinos no dudaron en salir a la calle tras la riada Los vecinos no dudaron en salir a la calle tras la riada

La localidad más perjudicada fue Sant Llorenç des Cardassar, un municipio de unos 8.000 habitantes. La búsqueda de víctimas duró días y se movilizaron miles de voluntarios civiles.

El Govern aprobó ayudas para los afectados por las que ya ha abonado 37,8 millones de euros del crédito de 45 millones que solicitó. Asimismo, el Consell ejecutó obras por más de 23,4 millones y está pendiente de recibir del Estado el 50 por ciento del coste.

Leer Más: El Consell pide 11’7 millones para sufragar los daños de la «torrentada»

El caudal, multiplicado por siete en 15 minutos

La tormenta comenzó aproximadamente a las 15:00 horas del 9 de octubre. Entre las 19:00 y las 20:00 horas se superó el límite de escorrentía -la cantidad máxima de lluvia que el terreno es capaz de filtrar-, y el episodio torrencial terminó hacia las 00:00 horas.

Según el informe que elaboró la Dirección General de Emergencias, durante la tarde del 9 de octubre de 2018, el caudal del torrente pasó de 70 metros cúbicos por segundo hasta los 513 m3/s en apenas 15 minutos, y el agua alcanzó una velocidad de 50 km/h.

Dantesca imagen del amanecer en Sant Llorenç tras la riada de octubre de 2018 (Foto Twitter) Dantesca imagen del amanecer en Sant Llorenç tras la riada de octubre de 2018 (Foto Twitter)

La tormenta también dejó importantes daños materiales, que el Govern estimó entonces en 91 millones de euros: entre otros, cuatro carreteras cortadas, ocho puentes con daños estructurales graves, edificaciones, vehículos, infraestructuras de telecomunicaciones, agua potable, red eléctrica y canalizaciones de agua.

Un año de la torrentada en el Llevant: La pesadilla que nunca imaginamos
Comentarios