martes 25/1/22
Las autoridades durante la presentación de la comunidad
Las autoridades durante la presentación de la comunidad de renovables de Calvià.

El vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, ha presentado la que será la primera comunidad energética de energías renovables que beneficiará directamente a toda una zona residencial, la urbanización Galatzó.

Se trata de un proyecto impulsado por la Dirección General de Energía y Cambio Climático, a través del Instituto Balear de la Energía (IBE), que cuenta con el apoyo del Ajuntament de Calvià, y que ha sido presentado este jueves.

Durante el acto que ha tenido lugar hoy se ha detallado que esta comunidad energética instalará paneles fotovoltaicos en diferentes espacios de la urbanización, como el instituto, la escuela o el polideportivo, además de otras cubiertas residenciales y aparcamientos.

Los cálculos iniciales indican que en estos espacios se podrán instalar más de 900 kW de potencia, de forma que los vecinos puedan abaratar la factura de la luz hasta un 40%, pagando a precio de coste la energía en horas de producción y sin necesidad de realizar ninguna inversión inicial.

Así, cerca del 80% del consumo de la urbanización podría abastecerse con la energía fotovoltaica que se instale sobre las cubiertas, beneficiándose tanto los espacios públicos como particulares.

"La transición energética es una oportunidad para luchar contra el cambio climático y la pobreza energética, haciéndola desde una perspectiva socialmente justa y consiguiendo que todo el mundo se pueda beneficiar del autoconsumo", ha asegurado el vicepresidente Yllanes.

Y, a este respecto, ha precisado que "las comunidades energéticas son la pieza clave para conseguir el cambio de modelo energético hacia un sistema más descentralizado y participativo. Por eso, queremos que este tipo de proyectos sean una referencia y se repliquen en todo tipo de barrios, pueblos y urbanizaciones" de Baleares.

Fondos Next Generation

El conseller ha recordado que los fondos Next Generation suponen una oportunidad histórica para cambiar el modelo energético y que el Ministerio de Transición Energética ya ha anunciado que abrirá en breve una convocatoria con 100 millones de euros iniciales para impulsar estos proyectos. "Desde Baleares queremos ser líderes en estas nuevas formas de autoconsumo colectivas, como lo somos en el autoconsumo de particulares".

Para el alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez Badal, "es una magnífica noticia para Calvià que una de nuestras zonas sea la primera en la que se desarrolla una iniciativa como ésta. Agradecemos la importante inversión del Govern", ha añadido.

Según ha precisado, se "apuesta" por que la urbanización Es Galatzó constituya un modelo energético "sostenible, limpio y que beneficiará también a los vecinos y vecinas de la zona por la reducción de su factura eléctrica, y sin que les suponga ningún coste", ha aclarado el primer edil 'calvianer'.

"La transición energética debe servir también para un nuevo modelo social, donde lo colectivo esté por encima de lo individual", ha explicado el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava. Además, con estos proyectos, mejora la conciencia climática y de reducción de consumo energético.

Cambio de modelo energético

Las comunidades energéticas "tienen un gran beneficio ambiental pero también económico, y desde las administraciones debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para posibilitar este cambio de modelo energético basado en la proximidad y en la cooperación entre personas, empresas e instituciones", ha concluido Rodriguez Bardal.

El IBE gestionará toda la comunidad energética de Galatzó, que se llevará a cabo en varias fases y podrá reinvertir los ingresos para ir sufragándolas. Durante las horas de producción la energía podría venderse alrededor de 0,075 €/kwh. Se estima un ahorro entre un 30 y un 40% en la factura de los usuarios.

Los responsables de Vicepresidencia y del Ajuntament de Calvià han trasladado todos estos detalles a los representantes de las diferentes comunidades de vecinos de la zona, en un encuentro posterior por la tarde en el CEIP Puig de sa Ginesta.

Hay que tener en cuenta que el IBE ya está impulsando este tipo de proyectos en polígonos industriales. Es el caso de las dos primeras comunidades energéticas, en Sant Lluís (Menorca) y en Marratxí.

Los vecinos de Galatzó abaratarán la factura de la luz hasta un 40%
Comentarios