jueves 20/1/22

La actualidad manda y como no podía ser de otra forma, la votación del referéndum que se llevó a cabo este domingo en Catalunya se ha colado en el Parlament balear y más concretamente la actuación policial que tanto ha dado de qué hablar.

Catalunya y España están divididas ideológicamente, prueba de ello ha sido la escena protagonizada por la presidenta del Govern, Francina Armengol y la portavoz de los 'populares', Margalida Prohens.

Así, en las preguntas de control al Ejecutivo, el grupo parlamentario popular no ha dudado en acusar al Govern de Armengol de ser "cada vez más radical" y ha denunciado que "a quien osa criticarlo o ponerlo en duda les cierran la boca, les dictan un 'inspeccionese' o les tachan de 'neofascistas'".

Por su parte, la presidenta del Govern, Francina Armengol, ha defendido su gestión al frente de las Balears criticando cómo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha encarado el conflicto secesionista apuntando que "lo del domingo fue una vergüenza".

Además de este calificativo sobre las cargas policiales de la Guardia Civil y la Policía Nacional, Armengol ha recriminado al Partido Popular de Balears no haberse posicionado "en contra de la carga policial desmedida" del pasado domingo en todo el territorio catalán.

A lo que Prohens le ha contestado, en referencia a que en Calella se haya obligado a abandonar hoteles a policías y a guardia civiles, que "de aquí a cerrar hoteles porque se alojan fuerzas de seguridad del Estado hay un paso".

Es más que evidente que, tras los acontecimientos que se suceden a diario en Catalunya, este ha sido, solamente, el primer round entre Armengol y Prohens debatiendo sobre este peliagudo tema.

Armengol: "Me hubiera gustado ver al PP balear posicionarse en contra de la carga...
Comentarios