viernes. 21.06.2024
La presidenta del Congreso, Francina Armengol, en una rueda de prensa - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press
La presidenta del Congreso, Francina Armengol, en una rueda de prensa - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press

La presidenta del Congreso, Francina Armengol, ha anunciado que el debate de investidura del candidato del PP, Alberto Núñez Feijóo, se llevará a cabo los días 26 y 27 de septiembre. Esta decisión busca brindar el tiempo necesario que Feijóo había solicitado para sus negociaciones, al tiempo que evita la posibilidad de que las elecciones coincidan con la Navidad en caso de un eventual bloqueo.

La elección de la fecha para la primera votación de investidura es crucial para prevenir elecciones repetidas en fechas festivas. En caso de que, dos meses después de la primera votación fallida, persista la falta de un presidente investido y se llegue a un bloqueo, las Cortes se disolverán y se convocarán elecciones 47 días después.

Para evitar el riesgo de elecciones en Nochebuena o Nochevieja, las opciones eran limitadas: la próxima semana, que habría llevado a una fecha cercana al 17 de diciembre, o a partir del 25 de septiembre.

Feijóo había expresado su preferencia por no someterse al debate de investidura la próxima semana, ya que necesitaba tiempo para sus negociaciones con los partidos parlamentarios. Además, los grupos parlamentarios no estarían formalmente constituidos hasta la próxima semana, lo que complicaría la organización del debate.

Tras conversar con el candidato, Armengol ha acordado darle el tiempo necesario para sus reuniones con los grupos políticos. La fecha elegida permitirá al candidato realizar las negociaciones pertinentes con las diferentes formaciones políticas.

El plan es comenzar el debate de investidura el martes 26 de septiembre con el discurso de Feijóo y llevar a cabo la primera votación al día siguiente, miércoles 27, requiriendo mayoría absoluta. En caso de no obtenerla, se realizará una segunda votación 48 horas después, el viernes 29, en la que se necesitarán más votos a favor que en contra.

Si las votaciones de investidura no tienen éxito, se prevé que el Rey convoque una nueva ronda de consultas en la que Pedro Sánchez, del PSOE, podría ser considerado como alternativa.

Aunque el riesgo de elecciones repetidas persiste, la fecha elegida por Armengol descarta la posibilidad de elecciones en las vísperas de Navidad. En caso de ser necesario, las elecciones podrían tener lugar el 14 de enero.

Armengol destacó que su decisión se basa en antecedentes, ya que, en legislaturas anteriores, excepto en aquellas con mayorías absolutas claras, el tiempo transcurrido desde la designación del candidato hasta el debate de investidura promedió aproximadamente un mes. En este caso, se han asignado 35 días.

Y SI FRACASA, NUEVA RONDA DE CONSULTAS

Sin embargo, las posiciones manifestadas por los distintos partidos con representación parlamentaria apuntan a que Feijóo no superará las votaciones de investidura, con lo que el Rey tendrá que abrir una nueva ronda de consultas en la que el socialista Pedro Sánchez se perfila como alternativa.

En todo caso, el riesgo de repetición electoral persiste, pero la fecha escogida por Armengol permite descartar una jornada electoral el 24 de diciembre o el 31 de diciembre. De necesitarse, ya sería el 14 de enero.

En su comparecencia ante los medios, Armengol no ha mencionado el riesgo de repetición, pero sí ha remarcado que los antecedentes amparan su decisión ya que, salvo en los años en que había mayorías absolutas claras, "la media del tiempo transcurrido en las pasadas legislaturas fue de aproximadamente un mes" desde la designación de candidato, y en esta ocasión van a transcurrir 35 días.

Se convoca el debate de investidura de Feijóo para septiembre y se evita posibles...