miércoles. 19.06.2024
Los comerciantes y productores alimentarios de Inca se reinventan para hacer frente a las adversidades económicas (Foto: Ajuntament d'Inca)
Los comerciantes y productores alimentarios de Inca se reinventan para hacer frente a las adversidades económicas (Foto: Ajuntament d'Inca)

El Ajuntament d’Inca ha mantenido una comunicación constante con asociaciones de comerciantes y empresas para estar al día de sus necesidades y poder desarrollar acciones conjuntas que ayuden a reactivar la economía del municipio. Asimismo, han hecho campañas puntuales de promoción del producto local y de cercanía y, en los perfiles sociales, van recordando día tras día la importancia de comprar en los pequeños comercios. Además, en la web del consistorio han ido generado también listados de empresas con servicio a domicilio y que ofrecen otros servicios que puedan resultar de interés en el actual contexto de estado de alarma.

Los comerciantes y productores alimentarios de Inca se reinventan para hacer frente a las adversidades económicas derivadas de la crisis sanitaria. A pesar de la preocupación, mantienen la esperanza en poder reconducir esta situación. 

Apoyando el comercio y los productores locales

El Ajuntament de Inca ha aprobado la derogación de la ordenanza fiscal por ocupación de la vía pública con sillas y mesas para que bares y restaurantes no tengan que pagar por sus terrazas. También se devolverá la parte proporcional a los días que no hayan podido participar en el mercado a todos los placeros. Asimismo, se reducirá también el recibo de basuras a todos los comercios que no hayan podido prestar su actividad. Por otra parte, están trabajando también en un plan de impulso económico para potenciar la reactivación de la ciudad con ayudas para comerciantes, restauradores y empresarios.

El alcalde de Inca, Virgilio Moreno apunta que, “Ahora más que nunca, tenemos que seguir apoyando a los pequeños comerciantes y productores locales. Cuando todo esto acabe, tenemos que tener también presentes a todos los establecimientos de nuestro barrio, con productos de nuestra tierra, de proximidad y unos profesionales que garantizan un servicio de máxima calidad”.

Por su parte, el regidor de Comerç, Miguel Ángel Cortés destaca que “Desde el Ayuntamiento destinaremos todos los recursos que tengamos a nuestro alcance para ayudar a atenuar los efectos económicos de la pandemia entre la sociedad inquera. Hemos aprobado un completo paquete de medidas fiscales para suspender i flexibilizar el cobro de tasas i tributos municipales”. 

Apoyando el comercio y los productores locales de Inca (Foto: Activa't Inca Associació Empresarial) Apoyando el comercio y los productores locales de Inca (Foto: Activa't Inca Associació Empresarial)

La incertidumbre económica preocupa al consistorio y a los comerciantes

Cortés, reconoce la preocupación por parte del consistorio a nivel económico,“Estamos atravesando una situación muy complicada y sin precedentes, que ha obligado a muchos comercios y productores de Inca a cesar su actividad. No obstante, esperamos que los comerciantes y las empresas estén trabajando decididamente para volver a abrir con más energía que nunca”. En esta misma línea, esperan por parte del Ajuntament d’Inca que los clientes tomen conciencia de la importancia de apostar por el comercio local y de proximidad.

El regidor, explica que han constatado que muchas tiendas se han adaptado a las nuevas circunstancias y han ofrecido servicio a domicilio, “Esperamos, por tanto, que esta situación y las plataformas de venta online para pequeños comerciantes adquieran cada vez más importancia”.

En Inca sigue habiendo mercado todos los jueves por la mañana en el centro y la plaza de Santa María la Mayor, y los domingos en el barrio de So na Monda. Los viernes por la tardes hay también en el barrio de Crist Rey, delante de la iglesia.  Son mercados solo de alimentación y se siguen todas las medidas de seguridad obligatorias.

Andrea Guardiola, propietaria del Forn del Mercat Cobert de Inca, constata que el confinamiento ha supuesto que haya menos movilidad y por lo tanto menos clientes, “Las compras son menores que antes pero nos hemos adaptado a las circunstancias”. En la misma línea asegura que, “Confiamos en la voluntad y la intención del Ayuntamiento y nos parecen perfectas las medidas adoptadas porque son absolutamente necesarias”. 

Guardiola, detalla que existe el miedo a gastar por parte del consumidor teniendo en cuenta la incertidumbre económica y eso condiciona la compra, “Esta mentalidad de ahorro existe”. Emocionada nos cuenta que se preocupa por si esto supondrá el cierre definitivo de los negocios, “La parte económica me hace mucho respecto. Que lleguen las ayudas ya, son imprescindibles. Es una situación muy dura”.

Andrea Guardiola, propietaria del Forn del Mercat Cobert de Inca Andrea Guardiola, propietaria del Forn del Mercat Cobert de Inca

Los jóvenes productores toman la iniciativa  

Toni Seguí, miembro de la Cooperativa Joves Agro-Cooperatius se felicita por el hecho de poder constatar que se ha incrementado la demanda del producto local y del producto fresco. 

Precisamente, la cooperativa ha nacido hace justo tres semanas para dar respuesta a las necesidades que plantea actualmente el mercado. Ahora mismo son 8 socios, cuatro de ellos de Inca. Distribuyen por toda Mallorca y especialmente en Palma, Calvià y Andratx. 

Ofrecen el reparto de sus productos directamente al domicilio de los consumidores y esta realidad, según manifiesta Seguí, permite ofrecer precios mucho más justos, “Gana el consumidor final y ganamos los productores”. 

En realidad, explica Toni Seguí, que con la desaparición de la figura del intermediario se elimina una subida del precio de entorno al 40 y el 50% en la mayoría de los casos, “Ofrecemos productos de más cualidad y a mejores precios, este hecho se traduce en un incremento de la demanda”. 

Toni Seguí, miembro de la Cooperativa Joves Agro-Cooperatius Toni Seguí, miembro de la Cooperativa Joves Agro-Cooperatius

Los comerciantes y productores alimentarios de Inca se reinventan