martes. 16.04.2024

La Policía Nacional ha detenido a un hombre en Palma por extraer hasta 40.000 euros con la tarjeta de un fallecido, que supuestamente contaba con su autorización para vivir en su casa, a la que entró al cabo de los pocos días con un grupo de personas.

Según ha informado este jueves el cuerpo en una nota de prensa, la vivienda en cuestión se encontraba deshabitada al morir el fallecido, que se ocupaba del cuidado de su madre, una persona totalmente dependiente y con graves problemas de salud, con la que compartía domicilio y cuenta bancaria.

Tras la muerte del hijo, la madre tuvo que ser ingresada de urgencia en una residencia de mayores, y en la cuenta bancaria conjunta, donde la madre seguía percibiendo el abono de su pensión, se cargaban los recibos domiciliados por los gastos derivados de la vivienda.

A raíz de que la cuenta bancaria se quedase sin capital y los recibos domiciliados fueran devueltos por impago, una persona residente en Palma tuvo conocimiento de los hechos e interpuso una denuncia a mediados del 2022, razón por la que el grupo de Delincuencia Económica y Delitos Tecnológicos, perteneciente a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, inició una investigación que todavía sigue en curso.

Los agentes de la Policía Nacional han descubierto que desde la muerte del hijo, en enero del 2021, y hasta finales del 2022, se efectuaron un centenar de reintegros de efectivo no autorizados por un valor total de 40.000 euros en cajeros automáticos de Palma, empleando para ello la tarjeta bancaria del fallecido.

Los reintegros denunciados como fraudulentos se efectuaban, como norma general, a final de cada mes, pocos días después de que la madre del fallecido percibiera su pensión, motivo por el que la cuenta se quedó sin capital.

Una vez que la Policía Nacional tuvo conocimiento de los hechos, solicitó el bloqueo de la cuenta bancaria para que no se produjeran más extracciones fraudulentas y procedió a la entrada y el registro de la vivienda.

Los agentes también han averiguado que el fallecido había entregado previamente su tarjeta y su número pin a uno de los moradores para que le comprase una prótesis, produciéndose la compra después los reintegros.

Finalmente, los agentes han detenido a uno de los moradores de la vivienda ocupada como presunto responsable de las extracciones denunciadas como fraudulentas, imputándosele, por ello, un delito de estafa. Asimismo, el cuerpo policial ha indicado que no se descartan más detenciones ya que la investigación todavía sigue en curso.

La Policía Nacional detiene a un hombre en Palma por extraer hasta 40.000 euros con la...