miércoles 1/12/21

El consejero delegado de Barceló Viajes, Gabriel Subías, ha señalado que el sector podría estar "empujando" para que Orbest no vuele o retrase su actividad, en referencia a la disputa entre aerolíneas por hacerse con los vuelos al Caribe que quedaron desiertos tras la quiebra de Orizonia.

En declaraciones a los medios en el IX Foro Turístico Hosteltur, Subías ha señalado que la compañía aérea tiene programados vuelos a Punta Cana, Cancún y a Cuba, que aunque de momento están previstos para Varadero podrían acabar volando a La Habana.

Estos vuelos, que la compañía operaría durante todo el año, serían operados por los dos A320 y el A330 de los que en la actualidad dispone la aerolínea, aunque el grupo turístico está estudiando incorporar otro de estos aviones para reforzar sus rutas a Latinoamérica.

Preguntado por las perspectivas del grupo para este verano, Subías ha reconocido que la venta está "muy retrasada", aunque ha confiado en que se recupere y la temporada alta se venda.

El directivo ha destacado que el grupo se encuentra actualmente inmerso en un proceso administrativo, que inició a mediados de marzo, con el fin de que Orbest sea una compañía española a nivel jurídico, y sobre el que la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) debe pronunciarse antes de que se cumplan tres meses.

Orizonia presentó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) el pasado 7 de marzo ante la Dirección General de Empleo y Seguridad Social, casi un mes más tarde desde que llevase a los Juzgados de Palma de Mallorca su solicitud del artículo 5 bis, para evitar el concurso de acreedores durante cuatro meses mientras negociaba con acreedores e inversores.

El grupo mallorquín cerró entonces con Barceló la venta de un total de 157 agencias de la red de Vibo y la filial de su aerolínea Orbest en Portugal, lo que ha permitido salvar 900 empleos, de los 5.000 con los que contaba inicialmente en plantilla, que se suman a los 700 de su división hotelera Luabay, desde diciembre propiedad de Globalia.

PLAN DE REESTRUCTURACIÓN DE ORBEST.

El Ministerio de Fomento ha apoyado la propuesta de plan de reestructuración presentado por la compañía aérea Orbest, que le llevará a iniciar una nueva etapa tras un proceso de transformación y redimensionamiento, evitando el cierre de la compañía aérea, según consta en la respuesta escrita del Gobierno a la pregunta del diputado del Grupo Mixto, Joan Baldoví Roda.

Cuando Orbest, entonces de Orizonia, anunció el cese temporal de operaciones, Fomento constituyó una Comisión de Seguimiento y Control, formada por representantes del Ministerio, de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, de AENA y de la propia compañía Orbest, encargada de monitorizar continuamente la situación de la compañía aérea y, en particular, de garantizar el cumplimiento de sus obligaciones con los pasajeros.

Según el Gobierno, el plan de transformación, que inicialmente podría conllevar una cierta reducción de la actividad de Orbest, al suprimir alguna de sus frecuencias aéreas, evita "la pérdida de gran número de puestos de trabajo, garantiza la futura continuidad de una operativa aérea y, en consecuencia, sienta las bases que permiten y facilitan una futura expansión aérea en número de rutas y frecuencias aéreas desde territorio español".

Barceló Viajes acusa al sector de dificultar los vuelos de Orbest
Comentarios