domingo 27/9/20

Matices

“…Mi amigo Sergio se ha comprado un cuadro. Es una tela de aproximadamente metro sesenta por un metro veinte, pintada de blanco. El fondo es blanco y si entornamos un poco los ojos, podemos percibir unas finísimas lineas blancas transversales. Mi amigo Sergio es amigo mío desde hace tiempo. Es un muchacho que ha triunfado, es médico dermatólogo y ama el arte. El lunes fui a ver el cuadro que Sergio había adquirido el sábado pero que ya codiciaba desde hace ya varios meses. Un cuadro blanco con unas lineas blancas…”

Así empieza la obra de teatro “Arte” de Yasmina Reza. Magistral y rozando la sátira, es una critica mordaz, cruda y al mismo tiempo realista de las relaciones entre las personas, cuando las ideas y forma de pensar, son diferentes y pueden llegar a romper algo que toda una vida se ha tardado en construir: en este caso, la amistad.

En ese inicio de la obra de teatro, uno de los amigos ya ridiculiza a priori, de algún modo, que otro de ellos pueda admirar un cuadro totalmente blanco. Sin escucharle, sin darle la oportunidad de una explicación; sin admitir un punto de vista diferente; sin permitir la sorpresa o el asombro; sin resaltar los matices que cada uno pudiese observar en la obra. Sectarismo puro.

Vivimos tiempos convulsos. Esta gran crisis del 2020 nos ha traído algo de soledad a cada uno de nosotros. Hemos leído. Hemos pensado. Hemos creído. Y hemos soñado. Es lo único bueno que nos ha traído: algo de soledad para repensar y para reflexionar. Siempre he creído en el entendimiento y en el equilibrio, en ponerme en situación de los demás, incluso de los más equidistantes. Veo que eso, son sueños de algo que me enseñaron, pero que debe ser caduco. Quien mas quien menos busca las diferencias para alejarnos los unos de los otros y obvia las similitudes, no sea que nos confundan. Creía que nos lo repensaríamos en soledad.

La política era el arte de la palabra. El arte que nos tenia que salvar, nos esta hundiendo. Se ha convertido en la incapacidad. Y se han multiplicado por mil. Esa atomización de partidos, tanto hacia el Este como al Oeste, nos ha llevado a una imposibilidad real de pactos, de razonamiento y de identidad. Vemos además cómo esos átomos independientes no han acabado de modificar el entramado de ideologías, que imposibilitará definitivamente los pactos de estado y los acuerdos necesarios. Ese seria nuestro salvavidas hoy. Lo que tenemos es más división y menos ideas. Y lo realmente peligroso es que eso sigue sucediendo ya no solo entre partidosantagónicos, sino también internamente en unos partidos políticos absolutamente debilitados y empequeñecidos ya de por sí. Que ridiculez cuando escucho una y otra vez que se habla y se ataca incluso internamente con definiciones como: el ala radical de Podemos, la corriente moderada del PP, el PSOE más centrado, el bloque más extremista de VOX, las diferentes familias de Ciudadanos, etc. Entre todos estamos dinamitando el futuro, que únicamente se construye con entendimiento y modernidad. Aquí a todos nos falta un poco de todo. Sobretodo a la política.

Matices
Comentarios