viernes 10.07.2020

Redefinir el turismo en Mallorca tras el COVID-19

Como muchos de los que me estaréis leyendo, he dedicado gran parte de mis días de confinamiento a la asistencia a eventos virtuales. Y es que al margen que cueste ver la parte positiva de la situación que venimos viviendo desde el pasado 14 de marzo, algo qué si está claro, es que muchas de las iniciativas llevadas a cabo durante el Estado de Alarma han venido para quedarse… Por eso hoy me centraré en la organización de los eventos virtuales, ya sea a modo de formación, debate o seminarios y bajo la organización público o privada. 

En concreto, desde el pasado 4 de mayo y hasta el 18 de mayo, desde la Fundació Mallorca Turisme del Consell de Mallorca se realizaron los seminarios “NexMallorca” en los que participaron representantes de los principales productos turísticos de la isla para que pudieran aportar su conocimiento y visión de la actual situación.

Los diferentes seminarios intentaron reflejar la importancia que nuestros productos como: la gastronomía, el MICE, el deporte, el segmento del lujo y la cultura tienen en la promoción del turismo de la isla. En estos momentos, redefinir el plan estratégico tras la situación del COVID-19 es el principal objetivo que persigue el área de turismo del Consell de Mallorca y ha querido hacerlo involucrando a los agentes implicados del sectorprivado. Si la colaboración público-privada siempre ha sido vital para una mejor promoción y estrategia del turismo en la isla, en estos momentos ya es unaobligatoriedad. 

Calidad y singularidad fueron las premisas que se extrajeron del primer seminario sobre gastronomía en el que primó la apuesta por el producto local - una materia prima que como bien defendió la chef Maca de Castro, “no se encuentra en cualquier lugar del mundo”. Por su parte, Koldo Royo defendió no solo la apuesta por un turismo de calidad, sino también por ese turista que a pesar de no ser Premium valora mucho una experiencia gastronómica mallorquina que se adapte a su bolsillo.  

Pero también se habló de MICE, ese turismo de negocios que antes de la explosión del COVID-19 había logrado posicionar la isla como destino de negocios y alcanzar los objetivos cumplidos bajo la palabra “desestacionalización”. En este seminario en el que participaron empresas del sector como MallorcaLeads – que ayudan a la conexión entre proveedores de la isla y agencias internacionales – todos coincidieron en que en estos momentos salvaguardar el posicionamiento de la marca Mallorca y realizar una comunicación basada en la seguridad, sostenibilidad y confianza de destino que se encuentra preparado para recibir al más que apreciado turista debería ser el camino. 

No puedo estar más de acuerdo con varias de las opiniones que Félix Torralba, Managing Director de Emotion Groupexpresó en el seminario dedicado al deporte. Ese reclamo turístico que no solo promociona la isla para la práctica deportiva, sino también para la realización de eventos. Parece mentira como el COVID-19 nos ha robado tantas ilusiones – el evento ATP MALLORCA CHAMPIONSHIPS iba a ser este 2020 el embajador de la isla en la ITB de Berlín – pero a su vez también: “nos ha dado la oportunidad de darnos un tiempo para volver a poner el objetivo en lo que queremos y centrarnos en mayor calidad, y menos volumen”.  

Si tenemos algo que nos diferencia en Mallorca son grandes embajadores deportivos que mueven la marca Mallorca como nadie, pero no solo ellos, muchos deportistas internacionales sonríen de oreja a oreja cuando saben que asistirán a competiciones en la isla, y sin ninguna duda, su sonrisa es nuestra mejor estrategia de destino.  Lamentablemente, tendremos que esperar al 2021 para tener esa primera edición del Mallorca Championships. 

El sector del lujo o Premium también estuvo representado por diferentes profesionales que argumentaron algunos de los puntos favorables de este segmento dado que al ser un producto exclusivo cuenta con ubicaciones menos aglomeradas, aforos reducidos y un consumidor con mejor poder adquisitivo. Aún así, y como defendió Mar Suau, copropietaria de Son Brull Hotel & SPA, aquí la eterna pregunta vuelve a surgir… ¿Cuándo podrán venir nuestros turistas? Una pregunta que parece ser que empieza a tener la anhelada respuesta que muchos empresarios del sector servicios reclaman para poder marcar la fecha en uncalendario ansioso por alargar la temporada.  

La cultura fue la encargada de poner el broche final a los seminarios, de reclamar más agilidad administrativa y de defender el florecer de sensaciones que el digital no podrá sustituir como: la experiencia personal de sentir una obra o visitar unas cuevas. 

Aunque ante esta situación, yo me planteo al igual que hizo Cristina Zaforteza, gerente de los Jardines de Alfábia, si las personas están concienciadas para asistir a bodas con mascarilla y respetar las distancias… ya sabemos que al fin y al cabo somos de viejas costumbres y no me cabe duda, que los besos y abrazos, cuando menos nos lo esperemos volverán, al igual que nuestra deseada normalidad.

Redefinir el turismo en Mallorca tras el COVID-19
Comentarios